miércoles, marzo 01, 2006

El poder de los olores


Hay veces que tal vez olvidamos casi por completo un lugar, una persona y hasta un momento de nuestras vidas, pero es increíble y casi mágico ver como llegan intactos a nuestra memoria, traídos por la simple o compleja conexión de algún olor.
Cuando llegué a mi oficina esta mañana, fui a la cocina por un vaso de agua y fue inevitable que una sonrisa se dibujara en mi cara al sentir aquel dulce y caliente olor a café con leche, en ese instante y por fracciones de segundo me vi sentada en el comedor de casa de mi abuela Ana, mientras los gallos cantaban en el patio y el sol se metía entre las rendijas de la ventana para chocar en mi cara.........con el olor, se fue el recuerdo.
Esos momentos me encantan, y los disfruto cada vez que me suceden, me sorprende ver como el sentido del olfato, a través de olores característicos, está conectado con nuestra propia memoria.
esta es una pequña lista de algunos olores que me llevan al pasado:
*La crema Lactovit también me recuerda a mi abuela Ana
*Algunos olores de baños en estado de limpieza, me recuerdan el baño de mi Tía en Puerto Rico
*Un olor de algún líquido para esterilizar, me recuerda al día que me operaron
*Hay un olor que no se descifrar y mucho menos definir, que me recuerda a la calle Rue Duroc en París
*El olor a madera me recuerda a Jarabacoa
*El olor a lluvia me recuerda el colegio
*El olor a crema para drex me recuerda a Giovanny
*hay un olor que tampoco se explicar, que me recuerda los cienpiés

12 comentarios:

carecola dijo...

yep asi mismo es; desde que dijiste "cafe con leche" sabia que ivas a terminar con Abuela Ana. Cada uno podemos hacer nuestra listica y olfatear recuerdos...

Ernesto dijo...

Los olores son una cosa increíble. Transportan a uno a todos lados y viejos tiempos. Por ejemplo:
-El olor a pasto quemado me recuerda una finca sembrada de chinola que tenía un vecino mío en Villa Altagracia porque los campesinos de por ahí aplicaban la técnica de quemado para sembrar.

-El olor a cesped cortado me recuerda a Porfirio el hombre que arreglaba el jardín de mi casa, como en los 80s y principio de los 90.

-El olor a cucaracha me pone a pensar en que la Malta India no me gusta.

y así, no me recuerdo de más cosas, tal vez si me cruza un olorcito por ahí.

lizzie González dijo...

jajaja que risa me dio eso de la malta india y la cucaracha

PVilas dijo...

a mi me desespera cuando de repente me llega un olor que me recuerda a algo pero no se a qué, duro un rataso tratando de hacer memoria pero termino matándo 857 neuronas sin ningún resultado...

CosiTa dijo...

Te quedo bello tu post, Liz.
Gracias a los olores he vuelto a grandes momentos de mi vida....en mi caso cada perfume tiene nombre, apellido; lugar y momento especifico....y es simplemente indescriptible la sensacion que esto causa en nosotros.... =)
T doy un 10!!

josecito dijo...

Eso no es verdad, si tu le echas trementina a un carro no va ni a prender. Dejen de estar inventando y sigan comprando gasolina y gasoil aunque este caro.

carecola dijo...

jajajajajjja "El olor a cucaracha me pone a pensar en que la Malta India..." tienen relacion si

lamismamoma dijo...

a mi, el olor de la avena me recuerda a mi bisabuelo, que se murió hace como mil años....
hay alguien del pasado a quien recuerdo por la mezcla del olor de su desodorante y tabaco (no tabaco y chanel, pero si tabaco y gillete)...
el olor del hachís me recuerda barcelona...
y el bajo a peo me acuerda san pedro de macoris.... sorry si ofendo a alguien :)

Josecito dijo...

Las computadoras irán bajando de precio con los años y el avance de la tecnología. Así que despreocúpate J.Alberto

saly dijo...

jeje...el olor indescriptible de cienpies me recuerdó al olor indescriptible de lagarto

Janio dijo...

El olor de la grama cortada en la mañana me recuerda a la Manny Mota. El olor de los talleres me recuerda a mi carro. El olor de la lluvia me recuerda algún pote de no sé qué. El olor del café con leche me recuerda a un dolor de cabeza que me daba cuando chiquito, que se parecía a eso mismo, aunque me encanta el café con leche.

PVilas dijo...

Heidi dijo: "...Cada uno podemos hacer nuestra listica y olfatear recuerdos...", pero aun no veo tu lista...