lunes, enero 08, 2007

Todo tiene un precio

08-01-07 New york despierta con un alarmante olor a gas, tal vez igual a uno con el que amaneció Santo Domingo hace poco menos de un año...la diferencia está en que "el que no tiene hechas, no tiene sospechas" hoy, desde Manhattan hasta Nueva Jersey más que el olor a gas, lo que se ha propagado es el pánico, miedo a que se cobren una muerte absurda...una guerra absurda, o a que repitan aquel atentado absurdo.
"Con la inquietud ha llegado el colapso de las líneas telefónicas del Centro de Coordinación de Emergencias, la policía y los bomberos. Varios edificios de Manhattan han sido desalojados, algunos institutos han suspendido sus clases y el tren que une bajo el río Hudson la isla de Manhattan con la ciudad de Jersey también ha interrumpido el servicio".
No hay nada como la tranquilidad, aquella que se le arrebata al pueblo estadounidense con cada decisión estúpida que su gobierno toma.

3 comentarios:

pvilas dijo...

da pena...

DrLacxos dijo...

el miedo impera y el panico hace mierda a cada persona, una amenaza que nunca tarda y una actitud que mata....

creo que ya todo se solucionó, donde vivo eso no sucede!!!

lizzie González dijo...

pvilas: y pike

drlacxos: tu lo dijiste todo.